fbpx

PRP

PRP significa Plasma Rico en Plaquetas. Consiste en extraer sangre, separarla por centrifugación y luego inyectar la parte rica en plaquetas de nuevo en el cuero cabelludo. El objetivo principal del tratamiento PRP es enriquecer la circulación sanguínea y activar el rejuvenecimiento celular.

¿Cómo se realiza el PRP?

Se extraen 8-10 ml o más de sangre del paciente en tubos de centrífuga especiales. Estos tubos se colocan en la máquina centrífuga que separa los glóbulos rojos por microfiltración. Una vez completado el proceso de centrifuga, obtenemos una parte de la sangre rica en plaquetas, que generalmente se puede ver en color amarillo. Este plasma rico en plaquetas se inyecta en el cuero cabelludo, especialmente donde el cabello es más fino.

Las plaquetas que mayormente ayudan a la coagulación sanguínea, también contienen factores de crecimiento. Por lo tanto, son muy beneficiosos si se aplican a:

  • Cicatrices
  • Rejuvenecimiento dermocosmético
  • Piel agrietada y arrugada
  • Caída de pelo
  • Tratamientos ortopédicos

Así, los pacientes pueden obtener beneficios de un tratamiento completamente natural que no contiene ningún material artificial.

PRP para el pelo

La pérdida de cabello es causada principalmente por la genética. Según las investigaciones médicas, es normal perder entre 100 y 150 pelos diariamente. Si tiene más pérdida de cabello, PRP es uno de los mejores tratamientos que tiene beneficios.

El PRP se obtiene de la sangre del paciente y es rico en factores de crecimiento. Una vez aplicado, estimula las raíces capilares y repara la piel del cuero cabelludo, lo que fortalece el cabello y ralentiza la caída. Por lo general, se recomienda hacer 4-6 sesiones con un mes entre cada sesión.

PRP o cualquier otro tratamiento no puede crear «cabello nuevo». Es imposible crecer cabello nuevo en ninguna parte del cuero cabelludo si no hay folículo piloso. El objetivo principal de PRP, Mesoterapia, MesoPRP, suplementos vitamínicos, champús es detener o ralentizar la pérdida de cabello. No hay otro remedio para el crecimiento del cabello «nuevo» que un trasplante capilar.

El tratamiento PRP también se puede aplicar después de un trasplante capilar, pero debe esperar un mes después de la intervención. Ayuda con el crecimiento de los folículos implantados y también tiene un efecto positivo en el proceso de curación al estimular la circulación sanguínea. Después de un injerto capilar, se recomiendan 4 sesiones de tratamiento PRP. Es beneficioso no solo para el cabello nativo sino también para los folículos implantados.

No ignores tu salud, descubre un nuevo tú

¡Solicita Ahora!